Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
No.1574 Pág. 1 - EL PAPA Y LAS RESPONSABILIDADES DE LA GUERRA Imprimir
El Santo Padre Pío XII se esforzó por evitar
la entrada de Italia en la guerra

Quizás nunca como nuestros días se advierte la divina sabiduría que comparó al Papa con una roca.
Acaba de dar S.S. Pío XII las siguientes declaraciones:
Ciudad del Vaticano, 13 – Prensa Asociada – El Vaticano en un panfleto de dieciséis hojas subraya los esfuerzo hechos por la Santa Sede para mantener a la Italia fuera de la guerra reveló que el Papa apeló personalmente a Mussolini en una carta fechada de veinticuatro de abril de 1940, menos de dos meses antes de la entrada de Italia al conflicto, "para evitar a nuestro y vuestro querido país, una calamidad tan grande". Esta es la segunda vez en este mes que el Vaticano, aparentemente dando contestación a las críticas de que su actitud hacia la guerra y hacia el fascismo era ambigua o favorecedora, ha hecho declaraciones que aclaran su posición. El mismo Papa en su discurso dirigido a los cardenales el dos de junio, pasó revista a la política del Vaticano con respecto a Alemania y atacó duramente al nacional – socialismo. El Papa dijo: "Nadie puede acusar a la Iglesia de no haber denunciado advertido a tiempo el verdadero significado del movimiento nacista y del peligro a que exponía la civilización cristiana".
Estas breves expresiones captadas por las radios del mundo y difundidas en todos los periódicos, traen un recuerdo, acaso por la fuerza del contraste.
No hace mucho en Roma, en la casa editorial de Letres de Roma, vimos una magnífica exposición de la prensa comunista.
Las grandes blasfemias son horrorosamente inolvidables, yo no olvidare una caricatura satánica que presentaba al Romano Pontífice en indigno abrazo con Hitler y Mussolini. Como tampoco olvidaré que en las radios propagandísticas del Eje se difundió la injusta calumnia de que el Papa había querido y patrocinaba la guerra.
Falso... Ni con el naci- facismo ni con el comunismo. La palabra serena del Vaticano en medio de las borrascas de la política y de los grandes errores, ha hablado muy claro al que quiere oír. Y si hoy es mas fácil entender la verdad frente al nazi –facismo cuyos escombros husmean, esperamos que también se entenderá y ojalá no muy tarde, la serena voz del Vaticano que condena el peligro comunista.
O.A.R.