Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
Nº. 3 Pág. 3 La Voz del Pastor Imprimir
El Sostenimiento de nuestro clero
es una grave responsabilidad
Como todos los primeros partes del mes, nos reunimos, el 2 de diciembre, todos los sacerdotes de la Diócesis. Esta vez fue en la Casa Franciscana. El espectáculo es muy edificante y de mutuo estímulo. Se me ocurre el encuentro de los Apóstoles para romper con un vigoroso acorde de amistad y presencia la monotonía y el peso del trabajo y de las preocupaciones vividas en la soledad de nuestras tareas específicas. Por eso me preocupan las raras ausencias de algunos, aunque las supongo justificadas por motivos pastorales superiores al inmenso bien que nos hace este encuentro fraternal.

El tema fue, esta vez, el sostenimiento de nuestros sacerdotes. La ocasión de tratarlo fue un generoso y noble ofrecimiento de los Obispos de Alemania. Ellos han organizado una institución de ayuda a América Latina llamada "Adveniat" que, con fondos recogidos entre los católicos alemanes patrocinan muchos proyectos de nuestros países y Diócesis. Nos ofrecen ayudarnos al sostenimiento de los sacerdotes más necesitados pero por un tiempo limitado y con la condición de que durante este tiempo, despertemos en la conciencia de la comunidad la responsabilidad que ella tiene de sostener a quienes consagran a servirle, pues el sacerdocio ministerial es un servicio que la comunidad necesita y que por tanto, la comunidad debe sostener. Nos pide también "Adveniat" que organicemos mejor nuestra administración económica parroquial y diocesana y nos ofrece para ellos su asistencia comenzando por sugerirnos la organización de una "comisión", elegida por los sacerdotes y presidida por el Obispo.

En el diálogo que provocó la fraternal iniciativa de Alemania, se descubrieron muchas situaciones dolorosas de nuestros heroicos sacerdotes y también la insensibilidad de muchos católicos y comunidades ante este problema. Pero también surgieron inquietudes y esperanzas muy saludables. Desde luego ya se constituyó la "comisión" responsable de seguir el estudio del sostenimiento de nuestro Clero, reconocimos la deficiencia de nuestra administración económica y trataremos de cultivar sin afán de lucro y con delicadeza, la conciencia de que el sostenimiento de los sacerdotes es una responsabilidad eclesial de nuestras comunidades.
Volveremos sobre este tema.
EL OBISPO