Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
Nº. 18 Pág. 3 La Voz del Pastor Imprimir
Organicémonos
Nuestros sacerdotes se reunieron el miércoles de esta semana y volverán a estar juntos, durante cuatro días, a fines de este mes, con el fin de organizar mejor la labor pastoral de la Diócesis.

En la reunión de esta semana se dio un paso muy importante, al nombrar Vicario de Pastoral al Padre Juan Macho Merino y designar para el Consejo Pastoral de la Diócesis a los Padres Orlando Cabrera, Saúl Rodríguez, René Rivera y Zacarías Díaz y otras religiosas y seglares. La delicada tarea de este equipo será ayudar al Obispo a realizar su responsabilidad de "estimular, dirigir y coordinar el apostolado de la comunidad diocesana y de las comunidades parroquiales, a fin de que la fe del Evangelio se difunda y crezca, se multiplique la Palabra de Dios, las ovejas perdidas sean conducidas al redil de Cristo y se propague el Reino de Dios" (Directorio de Obispos, n.139)
En los mismos días del Concilio, el 24 de noviembre, de 1965. Su Santidad Pablo VI recordó a los Obispos latinoamericanos que "en la obra pastoral no se puede proceder ciegamente: el apóstol no es uno que corre a la aventura o que tira golpes al aire; evita hoy la comodidad y el peligro del empirismo. Una sabia planificación, por tanto, concluía el Papa puede ofrecer a la Iglesia un medio eficaz y un incentivo de trabajo". Y los Documentos conciliares y posconciliares han ungido e institucionalizado con nuevos organismos eclesiales esa sabia y oportuna observación del Papa que deseamos realizar en nuestra Diócesis.

Gracias a Dios que, en nuestra Diócesis, junto a sus graves problemas están surgiendo, en el laicado de todos los pueblos, maravillosas inquietudes y capacidades apostólicas que no podemos seguir perdiendo por falta de un programa de pastoral que señale prioridades y metas y les asigne y organice los hombres, las energías y los medios más apropiados.

Hoy ningún obispo, sacerdote, comunidad religiosa, laico o movimiento apostólico...puede sentirse satisfecho de los que logra solo, pudiendo lograr más en equipo. Naturalmente que la gracia del Espíritu Santo y la oración y el sacrificio del apóstol seguirán siendo "el alma de todo apostolado pero esta energía sobrenatural producirá mayores y mejores frutos si cuenta con un mejor organismo humano de organización pastoral.
EL OBISPO