Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
Nº. 2 Págs. 3 y 7 La Voz del Pastor Imprimir
Mensaje al pueblo Santiagueño del Excmo.
Sr. Obispo con Ocasión de las Fiestas Celebradas en Febrero
Aprovecho la oportunidad para enviar un cariñoso saludo y un mensaje a la querida Diócesis del Patrón Santiago. Porque esto es lo importante de una celebración patronal, en cualquier fecha que se celebre su mensaje. El mensaje de una fiesta patronal se puede traducir en dos palabras: estímulo y esperanza. Porque los patronos de los pueblos deben estimular en nuestra vida las virtudes que forjaron aquella santidad; y son también inspiración de esperanza porque su poderosa intercesión es para el pueblo una poderosa protección que Dios nos ofrece. También son inspiración de esperanza los santos porque su figura nos habla de aquella meta definitiva hacia donde camina como peregrino del Pueblo de Dios, meta donde cada hombre recibirá las justas recompensas de los actos de su vida.

Deseo pues, que nuestra Diócesis sepa captar este mensaje de su fiesta patronal al estrenar para ella este pintoresco marco febrerino.
Yo creo que el cambio de fecha ha sido atinado y me alegro de haber colaborado con esa feliz iniciativa del Sr. Alcalde Ferreiro y del Comité de festejos. No necesito repetir las razones ya bien conocidas. Sólo quiero agregar que por su parte esta autoridad eclesiástica también ha solicitado a la Santa Sede la autorización para celebrar en febrero la solemne liturgia que, para el resto de la Iglesia, seguirá siendo naturalmente el 25 de julio. Yo creo que Roma accederá con gusto, pues el espíritu de la Iglesia es acompañar las legítimas inquietudes de los hombres y de los pueblos.

Apenas tengo poco más de año de haber tomado posesión de la Diócesis, pero es suficiente tiempo para sentirme muy contento de la respuesta que está dando a mis inquietudes pastorales. Gracias a Dios se ha comprendido que lo que sinceramente inspira mi modesta actividad es el "sentir de la Iglesia". De manera especial quiero expresar mi admiración y agradecimiento a los queridos Párrocos; también a las demás fuerzas vivas de la Diócesis. Sin ellos nada sirve todo el entusiasmo de un Obispo. Con ellos en comunión de Iglesia, se pueden hacer cosas maravillosas.

La característica que podría definir nuestro esfuerzo es la unidad Sacerdotales, religiosas y laicos buscamos unificar nuestro esfuerzo en la que hoy se llama "pastoral del conjunto". Son ya varios los pasos que en ese sentido se han dado. Quiero hacer mención del modesto boletín "El Apóstol", que está prestando valiosa ayuda a ese esfuerzo no tiene otra pretensión que la de ser "una carta de familia" a través de la cual nos conocemos en la Diócesis y tendemos la mano a los amigos fuera de la Diócesis. En su pequeñez "El Apóstol" gracias a Dios, es una fuerza que nos une.
EL OBISPO