Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
Nº. 25 Págs. 3 y 4 La Voz del Pastor Imprimir
De las Fiestas Patronales a la Cuaresma

Felicitación y Agradecimiento.
Ante todo, quiero felicitar a las Autoridades municipales y al Comité de las fiestas Patronales por el éxito del traslado de Febrero de las fiestas cívicas del Patrón Santiago; y agradecerles por su respeto y solidaridad para con los sentimientos religiosos del pueblo, al que también admiro y felicito por su respuesta, tan entusiasta y ordenada, a esta nueva modalidad de honrar a tu Patrono.

La Cuaresma
Con el miércoles de ceniza (3 de marzo) va a comenzar la Cuaresma.
La Iglesia vive los cuarenta días de oración y ayuno que el Señor vivió en el desierto.
Oración, ayuno y caridad, es la traída clásica de la espiritualidad de la Cuaresma. En esas tres cosas debemos ejercitarnos en estos días como preparación para celebrar con provecho el "Misterio Pascual", o sea la muerte y la resurrección del Señor.

Antiguamente, cuaresma era el tiempo en que los "Catecúmenos" se preparaban para recibir el bautismo en la próxima "vigilia pascual" (noche del sábado santo); y los bautizados que habían caído en pecados graves se preparaban, con especiales actos de penitencia, para recibir la absolución Sacramental. Por eso el Concilio recomienda revivir en cuaresma el espíritu de nuestro bautismo y purificarnos con espíritu de sincera conversión. Con ese espíritu bautismal y penitencial, debemos cumplir la ley del ayuno y de abstinencia.

El ayuno consiste en hacer una sola comida principal en el día, aunque se puede comer algo en los otros dos tiempos. La abstinencia solo consiste en no comer carne. La edad para la ley del ayuno es desde los 21 años hasta los 60, y para la abstinencia es de los 14 años. Obliga el ayuno y la abstinencia, el miércoles de ceniza y el viernes Santo.

Obliga solo la abstinencia todos los viernes de cuaresma. Los Párrocos y los confesores pueden conmutar (cambiar) esta obligación por otros actos de piedad y de caridad. Tengamos en cuenta que muchas personas por su pobreza, están siempre ayunando. Otras, en cambio, en mejores condiciones económicas deben privarse de algo para ofrecerlo a los pobres.

Aviso a los Sacerdotes de la Diócesis.
El próximo lunes, 1o. de Marzo, estaré a sus órdenes, en la residencia episcopal, solamente por la mañana. Les recuerdo que, salvo una causa de fuerza mayor, de la que les informaré oportunamente, todos los lunes estaré siempre principalmente para Usted en dicha residencia.