Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
Nº. 27 Págs. 3 y 4 La Voz del Pastor Imprimir
"Pío Obispo, Siervo de los siervos de Dios"
Así, solemne y humilde, aparece el nombre del Papa Pío XII, encabezando el histórico documento con el cual erigió nuestra Diócesis de Santiago de María el 2 de diciembre de 1954.

Por la bolita de Plomo que lo autenticia, dicho documento se llama "Bula" y por las primeras palabras latinas del texto, se titula "Eius Vestigia" La "Bula Eius Vestigia", como todas las bulas con el que El Papa erige las nuevas Diócesis, define nuestros límites territoriales (todo el Departamento de Usulután y la parte Norte del Departamento de San Miguel) y configura los derechos y obligaciones de esta nueva entidad diocesana, como porción autónoma dentro de la comunión de la Iglesia Universal.

Pero el sabio y piadoso Fundador de nuestra Diócesis imprimió en aquella Bula un profundo acento cristológico y misionero; acento cristológico y misionero que yo quiero subrayar para hacer de esas características la esencia más profunda y la más bella fisonomía de nuestro propio ser diocesano: "EIUS VESTIGIA PREMENTES- comienza la famosa bul QUI, MIRANTIBUS DISCIPULIS, AIT: EGO SUM VIA, VERITAS ER VITA.

O sea: "siguiendo las huellas de aquel que, ante la admiración de los discípulos, dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, nos preocupa grandemente no solo que la verdad de Cristo brille en aquellos pueblos que todavía no han recibido las semillas de sus palabras, sino que también para aquellos que pertenecen ya a la grey de los Santos, la fe cristiana se convierta en luz que ilumine la vida y fuerza para sus luchas e incertidumbres. Son las dos cosas que intentamos al eregir esta nueva sede episcopal".

Así nuestra Diócesis en el cerebro clarividente y en el corazón ardoroso del siervo de Dios el Papa Pío XII. Quiso que nuestra Diócesis naciera para acercar más la verdad de Cristo a estos pueblos salvadoreños. Quiso ofrecer a nuestros fieles un servicio más eficiente de la fe y de la gracia administradas por la Iglesia de Cristo.

Nuestra gratitud al "Pastor Angélico" y nuestra adhesión cordial a la Diócesis que él creó, son el mejor homenaje que podemos ofrecer, en el centenario de su nacimiento (2 de marzo de 1876) a uno de los Papas más grandes de la historia. Oremos también para que su causa de beatificación progrese rápida y podamos tenerlo un día no solo como fundador sino como Patrono y Protector Celestial de esta Diócesis Usuluteca.
EL OBISPO