Warning: Parameter 3 to mb_videobot() expected to be a reference, value given in /home4/asesoriait/public_html/romeroes.com/libraries/joomla/event/dispatcher.php on line 136
Nº. 43 Pág. 3 La Voz del Pastor Imprimir
Celebremos el 25 de Julio
El 25 de Julio, es en el calendario de la Iglesia Universal, la fiesta del Apóstol Santiago, Patrono de nuestra Ciudad y de nuestra Diócesis. Por eso la Diócesis y la Ciudad santiagueña se preparan para celebrar con carácter sagrado y litúrgico tan significativa fiesta patronal.
Decimos con carácter sagrado y litúrgico, porque las fiestas de carácter cívico y profano ya se celebraron en el mes de febrero.

Por su parte la Iglesia estuvo presente con entusiasmo en esas fiestas febrerinas, que resultaron espléndidas, gracias al reconocido entusiasmo de nuestro Señor Alcalde Don Roberto Ferreiro Gutiérrez y su activo comité. La Iglesia colaboró con gusto al esplendor de febrero; que impresionante resultó aquella visita de los dos Patronos principales de las imágenes de la República, qué fervorosa aquella concelebración de la Catedral con participación del Clero de la Diócesis y de sacerdotes y otras Diócesis.

Y hasta acudimos a Roma con el deseo de fortalecer en forma definitiva, esa presencia de la iglesia en la alegría cívica del Pueblo. Pero la prudencia de Roma creyó más importante la solidaridad de nuestra Diócesis, con el sentir universal del calendario litúrgico y reafirmó la fecha tradicional de nuestra celebración.

Con gusto recogeremos nuestro deseo y no dudamos que el pueblo y su autoridad comprenderán las válidas razones que Roma tuvo para negarlo. Lo cual no impide que la Iglesia siga acompañándolo a la alegría cívica de las fiestas en febrero, aunque la celebración oficial y litúrgica seguirá exhalando aquel insustituible hábito de las viejas tradiciones julias

La Iglesia pues, espera que, así como acompañó con gusto al pueblo en las alegrías cívicas de su fiesta de Santiago en febrero, así se alegrará con la participación ferviente del pueblo el próximo 25 de julio.
EL OBISPO