Home Su Pensamiento Prensa Escrita Semanario Chaparrastique No.3093 Pág. 3 - EDITORIALES - LA "POPULORUM PROGRESSIO"

No.3093 Pág. 3 – EDITORIALES – LA “POPULORUM PROGRESSIO”

NI MARXISTA NI CAPITALISTA
Como era de esperarse, la reciente Encíclica de Pablo VI que enfoca decididamente el auténtico progresos de los pueblos y fustiga la injusticia social a elevación internacional, tenía que encontrar muy diversas reacciones. Del sector capitalista surgió inmediatamente el calificativo de marxista para la ideología de la "Pulorum Progressio".
Pero la verdad es que nuestra maravillosa encíclica no es ni marxista ni capitalista. "No está a la izquierda ni a la derecha, sino del lado de los que sufren, de los que padecen hambre material y cultural, de lado de los pobres y de los débiles. Del lado del Evangelio".
Marxismo y capitalismo son dos extremos que han originado inmensos males económicos sociales. No podía el Papa buscar solución de un auténtico progreso de pueblos en ninguno de los dos sistemas. Expresamente rechaza el marxismo cuando asegura, por ejemplo "Toda acción social implica una doctrina. El cristiano no puede admitir lo que supone una filosofía materialista y atea, que no respeta ni la orientación de la vida hacia su fin último, ni la libertad ni la dignidad humana…" También rechaza el sistema comunista cuando hablando de la planificación asegura que se debe "evitar el riesgo de una colectivización integral o de una planificación arbitraria que, al negar la libertad, excluiría el ejercicio de los derechos fundamentales de la persona humana"

Como también rechaza lo que tiene de injusto y arbitrario el sistema capitalista de libre concurrencia cuando eleva a nivel internacional los postulados de la justicia social. "Lo que era verdadero acerca del justo salario individual, lo es también respecto a los contratos internacionales: una economía de intercambio no puede seguir descansando sobre la sola ley de libre concurrencia, que engendra también demasiado a menudo una dictadura económica. El libre intercambio sólo es equitativo está sometido a las exigencias de la justicia social".
Ni capitalista ni marxista, sencillamente, y nada menos, que "un mensaje a la Iglesia y al mundo en favor de la justicia y de la paz, con el fin de que lleve esperanzas buenas y legítimas a las naciones necesitadas y en vías de desarrollo y al mismo tiempo infunda- lo que es más difícil, nuevos sentimientos y nuevos propósitos de generosidad y de solidaridad". Así definió el mismo Papa y con ese sentido imparcial y cristiano es como debe leerse meditarse esta Carta Magna de la justicia social internacional y sublime clamor de los pueblos pobres a las sociedades ricas.

Share:

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Select your currency
USD United States (US) dollar