Home Su Pensamiento Prensa Escrita Semanario Chaparrastique No.3096 Pág. 3 - EDITORIALES - SEMINARIO Y DESARROLLO

No.3096 Pág. 3 – EDITORIALES – SEMINARIO Y DESARROLLO

EL DÍA DEL SEMINARIO recobra este año, a la luz de la nueva encíclica "Pulorum Progressio", un nuevo relieve social que hay que tener en cuenta para dar una motivación actual a la ayuda que católicos deben prestar a esa institución, El SEMINARIO, donde se desarrollan las facultades de futuros dirigentes espirituales de nuestros pueblos.

Efectivamente, si el fin de un "auténtico desarrollo" es promover al hombre, ya que "cada hombre esta llamado a desarrollarse, porque toda vida es una vocación", hay que confesar que la Iglesia, desde hace muchos años, está ofreciendo al mundo un testimonio con la pedagogía "integral" de sus seminarios a descubrir y cultivar en muchos hombres ese "conjunto de aptitudes y cualidades" de sus vidas, "para hacerlas fructificar" ya sea el sacerdocio, o también, una vez conocida la carencia de vocación sacerdotal, por otros caminos de la vida seglar, por donde los expertos de juventudes que dirigen los seminarios, siguen orientando a muchos hombres que no perdieron, con su salida, la humildad de dejarse guiar hacia su "auténtico desarrollo".
Si además de este mérito de carácter pasivo e individual, se piensa, sobre todo, en la prodigiosa irradiación social de cada hombre desarrollado por la labor del seminario, quizá no hay institución que, como el seminario, eduque los artífices del verdadero desarrollo de los pueblos. Porque, dice el documento que comentamos, "si para llevar a cabo el desarrollo se necesitan técnicos, cada vez en mayor número, para este mismo desarrollo se exige más todavía pensadores de reflexión profunda que busquen un humanismo nuevo, el cual permita al hombre moderno hallarse a sí mismo, asumiendo los valores superiores del amor, de la amistad, de la oración y de la contemplación. Así podrá realizarse, en toda su plenitud, el verdadero desarrollo, que es el paso, para cada uno y para todos, de condiciones de vida menos humanas a condiciones más humanas".
Porque el Seminario promueve un "desarrollo auténtico" en muchos salvadoreños, casi todos los de la clase humilde… y porque los salvadoreños desarrollados allí han de ser al lado de la técnica, valiosos colaboradores espirituales pues promoverán "en toda su plenitud" el verdadero desarrollo de la patria…EL SEMINARIO es obra que debemos sostenerla todos no solo por ser católicos, sino también por verdadera exigencia de patriotismo.

Share:

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Select your currency
USD United States (US) dollar