Home Su Pensamiento Semanario Orientación Nº. 4081 Pág. 1 MONSEÑOR ROMERO COMENTA

Nº. 4081 Pág. 1 MONSEÑOR ROMERO COMENTA

Nuestra Carta Pastoral, una Invitación al Diálogo
Circulan, en estos días, dos nuevas ediciones de la Carta Pastoral sobre las “Relaciones entre la Iglesia y las organizaciones políticas populares”: una en folletos especiales y, otra en las páginas de “Orientación” de esta semana. Lo que significa un número de 30,000 ejemplares más de unas orientaciones pastorales y teológicas dedicadas a nuestro pueblo para ayudarle a reflexionar y a llevar ala práctica concreta las exigencias de la Palabra de Dios y los reclamos de la justicia evangélica en las concreciones sociales, económicas y políticas.
Estas nuevas ediciones realizadas ya en la primera semana de la aparición de nuestra Carta Pastoral indica, con evidencia consoladora, el interés y acogida que nuestro pueblo le está dispensando.

Hemos de agradecer este maravilloso gesto de comprensión que muchos nos estimula. Pero principalmente queremos orientar este interés hacia una profundización en la conciencia individual y social de las ideas maestras de nuestra Epístola: El derecho de asociación de todo hombre sin discriminaciones, el apoyo evangélico a las justas reivindicaciones del pueblo, el repudio de lo injusto, la verdadera naturaleza y misión de la Iglesia y sus relaciones con los grupos humanos que promueven los objetivos justos de nuestro pueblo especialmente campesino y una iluminación cristiana del horroroso mundo de la violencia.

Son conceptos muy difíciles, no tanto por su teoría cuando por sus concreciones en nuestra complicada realidad nacional. Por eso no basta una simple lectura superficial. Nuestra carta está escrita más bien para provocar y facilitar las reflexión principalmente comunitaria, siguiendo el consejo del Papa Pablo VI de Santo recuerdo: “Incumbe a las comunidades cristianas analizar con objetividad la situación propia de su país, esclarecida mediante la luz de la palabra inalterable del Evangelio, deducir principios de reflexión, normas de juicio y directrices de acción según las enseñanzas sociales de la Iglesia…y discernir, con la ayuda del Espíritu Santo, en comunión con los Obispos responsables, en diálogo con los demás hermanos cristianos y todos los hombres de buena voluntad, las opciones y los compromisos que conviene asumir para realizar las transformaciones sociales, políticas y económicas que aparezcan necesarias con urgencia en cada caso… “(Octogésima Adveniens n.4) . Los comentarios ya están llegando abundantes: la mayoría muy laudatorios, otros más bien exigentes, han surgido también ya voces de rechazo y distorsión. En un diálogo todos los criterios deben hablar con tal que no estén inclinados ya a intereses y prejuicios sino que se hagan con sincera búsqueda de la verdad.

Share:

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Select your currency
USD United States (US) dollar