Home Su Pensamiento Semanario Orientación Nº. 4090 Pág. 3 Monseñor Romero exige legalidad a Presidente de la República

Nº. 4090 Pág. 3 Monseñor Romero exige legalidad a Presidente de la República

Monseñor Romero exige legalidad a Presidente de la República San Salvador, 7 de noviembre de 1978.Señor Presidente de la RepúblicaGeneral Carlos H. RomeroCasa PresidencialSeñor Presidente:Por decreto n.93 de fecha 21 de marzo de 1961 (publicado en el diario oficial n.75, tomo 191, del 26 de abril de ese mismo año) el gobierno de El Salvador declaró oficialmente constituida la entidad pública llamada “Cáritas de El Salvador”. Sus estatutos compuestos de trece artículos, en que se encuentra la vida misma de la Institución a la que se le confirió el carácter de persona jurídica, son claros, sencillos y sin ambigüedades. Y el Artículo noveno a la letra dice:”Art. 9. Las resoluciones de la Junta serán válidas y obligatorias para la Fundación al ser aprobadas por lo menos por la mayoría absoluta de los miembros presentes y asentadas en el Acta correspondiente firmada por el Presidente y el Secretario. NO OBSTANTE, REFORMAS A LOS PRESENTES ESTATUTOS DEBERÁN SER APROBADAS POR UNA MAYORÍA ABSOLUTA DE LOS MIEMBROS DE LA JUNTA Y APROBADAS POR EL SEÑOR ARZOBISPO DE LA ARQUIDIÓCESIS DE SAN SALVADOR”.Con honda pena y profunda extrañeza he constatado que su autoridad, Señor Presidente, ha dado la aprobación a reformas que abiertamente violan la ley constituida en esta institución, la cual ciertamente tiene todo el derecho a hacer las reformas que ella creyere convenientes, pero siguiendo los trámites y llenando los requisitos que el mismo Gobierno de El Salvador aprobó y publicó en el Diario Oficial correpondiente.
La reforma a los Estatutos de la Fundación, “Cáritas de El Salvador” no puede hacerse si no es aprobada “por el Señor Arzobispo de la Arquidiócesis de San Salvador”; y mi autoridad en ningún momento ha conocido reforma alguna a tales estatutos ni ha dado su aprobación.Pido a Usted reconsidere la posición de esta Persona jurídica, que como ser que ha merecido el amparo de las leyes, debe ser respetada en su integridad por esas mismas leyes que le dieron vida. Afortunadamente creo que las reformas a que me refiero aún no han sido publicadas en el Diario Oficial, por lo que aún es tiempo de no incurrir en el error jurídico que e señalado. Y aún en el caso de que hubiesen sido publicadas, el respeto a la legalidad exige una inmediata revocatoria “por contrario imperio”.En espera de su respuesta, me suscribo atentamente,Oscar A. Romero,Arzobispo de San Salvador

Share:

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Select your currency
USD United States (US) dollar