Home Su Pensamiento Semanario Orientación Nº. 4091 Pág. 1 UNA MUESTRA DE NUESTRA LEGALIDAD

Nº. 4091 Pág. 1 UNA MUESTRA DE NUESTRA LEGALIDAD

El Caso de “Cáritas”
Monseñor lo anunció el domingo en su homilía. Aquí damos los documentos. Es posible que algunos no comprendan la trascendencia de estas notas. Lo cierto es que aquí está en juego eso que llaman “legalidad” y también está en juego el sentido y la fidelidad a su vocación de una Institución como CARITAS al servicio del pobre y manifestando la dimensión caritativa de la misma comunidad eclesial. Por eso le damos importancia y se la ofrecemos así, como documentos fehacientes.

Queremos una Iglesia limpia, pobre y liberadora. Y debemos exigir siempre claridad. Ya ofrecimos en el número anterior la carta de Monseñor Romero al Ministro del Interior. Ahora ofrecemos su respuesta y la réplica de nuestro Obispo.

RESPUESTA DEL MINISTRO DEL INTERIOR

Reverendísimo
Señor Arzobispo de San Salvador
Monseñor Oscar A. Romero
Seminario San José de la Montaña
Ciudad.-

Me refiero a los conceptos de su atenta comunicación de fecha 7 del mes en curso, relativa a la aprobación de reformas a los Estatutos de la Fundación “CARITAS DE EL SALVADOR”, por parte del Poder Ejecutivo, y en la cual a su vez manifiesta que las mismas fueron aprobadas violando la Ley constitutiva de dicha Institución, por cuanto, según su violando la Ley constitutiva de dicha Institución, por cuanto, según su propia opinión, no se respetó al antiguo tenor de la parte final del Art. 9 de dichos Estatutos que expresaban que las reformas en referencia una vez aprobadas por la mayoría absoluta de los Miembros de la Junta Nacional deberán también ser aprobados por el Señor Arzobispo de la Arquidiócesis de San Salvador.

Sobre el particular, me permito informarle lo siguiente; La solicitud correspondiente para la tramitación de las reformas mencionadas, fue suscrita y presentada al Ministerio del Interior por Monseñor PEDRO ARNOLDO APARICIO Y QUINTANILLA, quien actuando en su carácter de Presidente y Representante Legal de la citada Fundación, adjuntó a la documentación legal que se exige en estos casos, autorización de aprobación, de las reformas a dichos Estatutos, suscrita por Monseñor MARCO RENÉ REVELO CONTRERAS, Obispo Auxiliar de San Salvador y Vicario General de la Arquidiócesis, quien a nuestro juicio es la persona que sustituye al Arzobispo en el ejercicio de sus funciones, en defecto o ausencia de éste, y quien dentro de sus facultades ordinarias puede autorizar actos como el que nos ocupa, actuando como su Vicario en su nombre y representación.

La Secretaría del Interior a mi cargo, desea además aclarar: que en ningún momento ha procesido fuera del marco legal en la tramitación de dichas reformas y quiere testimoniar en esta ocasión su invariable e irrestricto apego a las leyes de la República.
Atentamente,
General Armando Leonidas Rojas,
Ministerio del Interior

REPLICA DE MONSEÑOR ROMERO
Señor Ministro del Interior
General Armando Leonidas Rojas
Presente.-
Señor Ministro:
Dada la trascendencia de la Fundación “Cáritas de El Salvador”, que tiene relaciones con organismos internacionales e incluso suscribe contratos con los mismos, permítame insistir en la legalidad que tanto ustedes, a tenor de su atenta respuesta de fecha 8 de los corrientes, como ya estamos empeñados en sostener.

Es el caso que los Estatutos de “Cáritas de El Salvador” claramente establecen que las reformas a los mismos no podrá darse sin “la aprobación del Señor Arzobispo de la Arquidiócesis de San Salvador” y en ningún momento ese cuerpo de leyes, que da vida a la mencionada Fundación, estatuye que “en defecto o ausencia” del Arzobispo de San Salvador dará su aprobación el Vicario General. Por consiguiente insisto en que las reformas que se pretenden introducir no son válidas por no estar autorizadas por mi autoridad como clara y terminantemente lo estar autorizadas por mi autoridad como clara y terminantemente lo estatuye la ley de Fundación (est.9). Me parece poco sería, inconsistente y carente de legalidad la expresión de que a juicio de usted el Vicario General de la Arquidiócesis es la persona que sustituye al Arzobispo en el ejercicio de sus funciones en defecto o ausencia de éste, puesto que, existe, frente a ese “juicio” personal de usted, un texto legal aprobado por el Gobierno que tajantemente ordena que las reformas a los mencionados estatutos sólo pueden hacerse por la autoridad del Arzobispo de San Salvador, con los cual queda excluida la representación canónica que en las facultades ordinarias tiene el Vicario General, máxime si tenemos en cuenta que, cuando los estatutos han creído conveniente la sustitución, la determinan expresamente como en el caso del Vicepresidente de la Junta Nacional que funge en defecto del Presidente.

Estamos a tiempo, Señor Ministro, de no incurrir en el error jurídico o de rectificar acaso, lo que podría ser de graves consecuencias incluso en el orden internacional. Si, a pesar de estas consideraciones en un sincero afán de legalidad se consumaran estas reformas, me dolería constatar que, una vez más, se ha tenido tan poco respeto a las leyes del país.
Atentamente,
Oscar A. Romero,
Arzobispo de San Salvador

Share:

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Select your currency
USD United States (US) dollar