Inicio Su Pensamiento Prensa Escrita Diario de Oriente Número 30882 - Pág. 1 - NO HAY NAVIDAD SIN JESÚS

Número 30882 – Pág. 1 – NO HAY NAVIDAD SIN JESÚS

Por Monseñor Oscar A. Romero
Obispo Auxiliar de San Salvador
Hace algunos años se promovió una campaña, para dar a la Navidad su auténtico sentido cristiano. Aún recordamos cómo se difundió por todos los medios posibles y como logró hacer impacto aquel genial «slogan». No hay Navidad sin Jesús.
¿Porqué no se insiste en la saludable tarea de cristianizar el ambiente de Navidad? ¿Cómo es posible que el cristianismo, que logró arrebatar al paganismo su fiesta del sol, cristianizándola con la celebración del nacimiento de Cristo, no reaccione enérgicamente ante el retorno al paganismo de la celebración natalicia del Redentor? Porque en verdad, para muchos, incluso cristianos, la Navidad ha perdido su auténtica perspectiva; para muchos, esa noche luminosa, y a no dice nada de aquella hora bendita en que tanto amó Dios al mundo que le dio a su propio Hijo para que el mundo se salve por él. todo aquel encanto evangélico de sencillez, de austeridad, de pureza, de ángeles, magos y pastores, que envolvía el gran misterio de Dios que se hizo niño por nuestro amor; ha quedado brutalmente apabullado por el materialismo de comercio, de sensualidad y de refinamientos sociales.

Está bien toda esa explotación de luz y alegría y todo ese enardecimiento que estrecha los vínculos de la familia y de la amistad. Pero que todo eso lleve un estilo cristiano y autóctono, y no sea un tributo al vicio, ni al lujo, ni vaya marcado por extranjerismo del mal sabor.
Recientemente Pablo VI denunciaba el peligroso «conformismo, con la mentalidad y las costumbres del mundo profano» y exhortaba: «es necesario diferencias la vida cristiana de la profana y pagana que nos asedia; es necesaria una originalidad, un estilo propio; más aún, una libertad propia para vivir, según las exigencias del Evangelio» (21-XI-73).
Pongamos en práctica, en esta Navidad, la sabia orientación del Papa. No hagamos de nuestra Navidad, un tributo humillante al lujo, ni a la vanidad mundana; no nos dejemos esclavizar por costumbres paganas ni extranjerizantes. Tengamos gusto. Celebremos esta Navidad, con elegante estilo Cristiano y con el orgullo santo de ser libres con la libertad del Evangelio de Jesús.
Porque no hay NAVIDAD SIN JESÚS

Compartir:

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
USD Dólar de los Estados Unidos (US)