Inicio Su Pensamiento Prensa Escrita Diario de Oriente Número 30917 - Págs. 1 y 4 - LA TENTACIÓN DEL NUEVO CRISTIANISMO

Número 30917 – Págs. 1 y 4 – LA TENTACIÓN DEL NUEVO CRISTIANISMO

Cristianismo de todo humanístico y secularizado
Por Monseñor Oscar A. Romero

La tentación del «nuevo Cristianismo» se presenta bajo semblanza de fidelidad a Cristo, al evangelio y a los pobres. Fidelidad a la cual un cristiano no puede renunciar sin perder su propia alma. Por lo tanto, es una tentación a la que es particularmente difícil resistir. Sin embargo es necesario darse cuenta de que se trata de una «tentación», de una trampa mortal, de la cual conviene saberse escapar con lucidez, substrayéndose a las presiones de los slognas y de las modas teológicas y políticas que no son verdaderas por solo el hecho de ser progresistas.
Así concluyó «La Civiltá Católica». Su interesante editorial del 16 de Marzo, de este año, titulado, «La Tentación del Nuevo Cristianismo». Para quienes conocemos la táctica de esta célebre revista de los Jesuitas italianos, no nos extrañaría que este editorial, haya sido escrito bajo una inspiración personal del Papa o de la Santa Sede y por tanto, aunque no exprese su pensamiento oficial, ciertamente refleja un sentir oficioso del Magisterio. Y como tal, nos merece más crédito y respeto que cualquier «reflexión teológica», contraria, caída ya en la tentación que la «Civiltá» denuncia como oportuna advertencia para los cristianos, que quieran permanecer fieles al auténtico cristianismo. Por lo que creemos sinceramente prestar un servicio de orientación a los estimados lectores, al reproducir por partes, a partir de Hoy, las cinco características más significativas y calificativas del nuevo cristianismo y sus respectivas refutaciones.
Comenzamos ofreciéndoles hoy, la introducción del famoso Editorial:
La Iglesia Católica, para quienes la miran desde fuera, parece hoy dividida. Muchos y conocidos son los hechos que hacen resaltar esta división, porque la prensa, la radio, la TV, los reporta frecuentemente dándoles notable importancia. Ha nacido así dentro de la Iglesia, una «oposición católica», en la que convergen numerosos grupos de católicos inconformistas o como gustan llamarse hoy «cristianos críticos».

¿Qué se encubre realmente bajo este fenómeno? ¿Que es lo que divide hoy a los católicos por encima de las polémicas concretas? A nuestro juicio esta división no es fundamental de orden práctico, es decir, no toca principalmente a lo que la Iglesia y los cristianos deben hacer hoy para ser fieles al Evangelio, aunque este sea el punto en que los cristianos críticos cuestionan de manera especial. Efectivamente, su acusación más grave y más feroz contra la Iglesia institucional, es la de ser infiel al Evangelio, porque según ellos no cumplen algunas exigencias del Evangelio, sino que se prostituye a los fuertes, a los poderosos, a los ricos, apoyando y bendiciendo al sistema capitalista que explota y aplasta a los pobres. Sin embargo a nuestro parecer, no es este el punto medular y radicar de la división existente en el mundo católico, aunque sea precisamente en torno a él donde más fácilmente se concretiza el disentimiento de la Iglesia Institucional.
Nosotros creemos que la verdadera división existente entre los católicos, es hoy de naturaleza teórica, teológica, o más bien dogmática. En esta realidad nos parece que ha nacido en estos años un cristianismo nuevo y diverso que distingue del cristianismo, llamemosle si así queremos tradicional.
«Cristianismo Nuevo», no sólo porque presenta de una manera nueva algunos problemas, o por su apertura a nuevas perspectivas teológicas, sino porque pretende ser una reinterpretación de la fe cristiana de todo humanístico y secularizado, en un esfuerzo de hacerla significativa interesante al hombre moderno, para el cual, el cristianismo tradicional ya no tiene significado.
Este nuevo cristianismo nace de exigencias justas, y quiere responder a una problemática real muy sentida en el mundo moderno; pero en vez de crear una síntesis entre lo tradicional y lo nuevo, deja en el fondo o niega elementos esenciales y vitales de la fe cristiana o acentúa de tal manera algunos aspectos que niegan prácticamente otros que son igualmente necesarios y aún más esenciales.

Compartir:

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
USD Dólar de los Estados Unidos (US)